sábado, 28 de marzo de 2009

RAÚL EDUARDO FIERRO: tio de "Agus", secuestrador, torturador, asesino...y traidor.













De secuestradores, torturadores, asesinos y traidores. O de cómo las ratas de la pereGilada progenocida y procesista se deboran entre sí.



Él, Agustín Laje Arrigoni, jetoncito que quiere sacar chapa de charlatán; cordobés, pichoncito de facho; malcagado que vomita progenocidio procesista en cuanta bocina derechoza haya. Hasta ahí, todo bien, un facho más. Pero no. Falta algo, esta réplica a escala de Videla, es el sobrino nieto del coronel Raúl Eduardo Fierro, condenado con prisión domiciliaria por delitos de lesa humanidad cometidos en un centro clandestino de detención de la provincia de Córdoba. Alguna vez se mostró preocupado por que no se sepa lo de su tio. Luego, y ante la evidencia irrefutable, lo admitió.


Ella, Marta Dominguez Matheu, se dice hija,nieta, bisnieta, tataranieta, chozno...de militares. Su "familia militar" está prisionera de "este gobierno montonero". Se dedicó a las amenazas, pero no pasó de la categoría de aficionada: la tan estúpida reivindicaba la represión ilegal con mensajes enviados desde la cuenta martamatheu@hotmail.com, y amenazaba con mensajes que mandaba desde otra cuenta, movimientopatriotico_76@hotmail.com. Pero como antes dije, la tan estúpida enviaba todos los mensajes (los de ambas cuentas) desde la misma computadora, ergo, los mensajes venían con el mismo número de IP. Y bué, amenazar no es para todos.




Los dos. Se infiere de las semblanzas derechozas que estos dos son tal para cual. Después de todo: ambos admiran a los "valerosos soldados" que secuestraron, torturaron, violaron, asesinaron o hicieron desaparecer a miles de personas, ambos consideran a estos criminales cómo "presos políticos", ambos deploran los juicios y las condenas, ambos despotrican contra hijos y madres, ambos dicen que los desaparecidos son "apenas" ocho mil, que si bien se afanaron uno que otro pibe,lo del plan sistemático de robo de bebés es un invento, ambos sostienen que en nombre de la "reconciliación", la pacificación y el cicatrizar heridas, hay que olvidar el pasado. En definitiva, ambos, en nombre de una guerra inexistente, pretenden IMPUNIDAD.


Así las cosas, parece ser que estos fachos irredimibles pertenecen al mismo pequeño y compacto grupo. No, no es así. La pereGilada procesista y progenocida tiene sus internas. Se enfrentan posiciones. De un lado están los que reivindican sin más la represión ilegal; del otro, están los que reivindican la represión ilegal y denuncian cómo traición cualquier rasgo de humanidad que un torturador y asesino haya podido tener con su víctima.
He aquí unas líneas que la amenazadora principiante, Marta Dominguez Matheu, le dedicó al tío abuelo del pichoncito de facho, cito textual:

miércoles 25 de marzo de 2009

Noticias de Bouwer y de traidores a nuestros presos políticos

A mis queridos amigos de Política y Desarrollo quiénes acompañaron mis sentidos y dolorosos escritos de mi flía militar detenida en Bouwer. Hoy también tengo la flía. policial allí.

Escribe Marta Domínguez Matheu

Cómo todo miércoles día de visita, cuesta más dolor las pocas horas compartidas al lado de nuestros HÉROES...; esta "injusticia" de los Jueces Federales NO tiene perdón de Dios. Pero menos indulgencia ¡¡tendrán los TRAIDORES...!!!

Ya publiqué uno: el señor (¿?) "Bruno Laborda", quién gozando de su prisión domiciliaria hoy me entero qué sigue culpando a más inocentes para salvarse de la mugre terrorista. ESTE ES UN ¡¡TRAIDOR!!, "LABORDA",sigue entregando sus camaradas... Pronto se enterarán a quiénes sigue marcando..Voy al segundo "Judas", el Coronel Fierro, con prisión domiciliaria en Córdoba. Este hombre (¿?) era Jefe de G 2 Inteligencia del Comando del Tercer Cuerpo y manejaba la lista de terroristas detenidos. Este buen militar le otorga LA LIBERTAD a la oficial Montonera Graciela Geuna, dado que este TRAIDOR era conocido o amigo del padre de la Geuna. Esta mujer fue una de las testigos de la causa Brandalise con la que sentenció mi flía. militar detenida en Bouwer.Estando detenida en La Perla este Coronel Fierro visitaba la guerrillera hasta darle su libertad. Esta terrorista era Secretaria del Secretariado Regional Cba de Montoneros; por ésa misma razón conocía tanto la gente... Fue detenida en Barrio Juniors, casada con Cazorla, oficial montonero. Tenía cierta afinidad con el ex mayor Ernesto Barreiro.

Fue la delatora de gran cantidad de militantes montoneros, ¿lo hacía al Coronel Fierro? Tanto es así qué en la revista Evita montonera, últimos meses de 1976, los montoneros prevenían a sus pares que se cuidaran de esta Geuna ya qué era una de las principales marcadoras de los guerrilleros a las FFAA. La misma organización la tuvo cómo "traidora".

¡¡Voy a Fierro!!, cuándo detienen en Septiembre del 2003 a los acusados en la causa Brandalise, hoy presos en Bouwer, este COBARDE MILITAR, TRAIDOR A SUS CAMARADAS, se apartó diciendo qué NO tenía nada qué ver(¿?). ¿ME QUIERE DECIR FIERRO QUE NO TENÍA QUÉ VER SIENDO UNO DE LOS JEFES Y CONDUCTORES DE LAS OPERACIONES CONTRA SUBVERSIVOS? ¡USTED ES OTRO TRAIDOR!, y cómo integrante de flía militar reciba de todos y mío EL DESPRECIO A SU COBARDÍA.

¡Usted Fierro le dio la libertad a la terrorista GEUNA!, por ser de la misma Villa Huidobro dónde era amigo o conocido del padre de una asesina... ¡Vamos Coronel!, qué falta de dignidad militar, mandar a la cárcel a sus camaradas y usted lavarse las manos cómo Pilatos.

Están esperando mis amados presos políticos la prisión domiciliaria otorgada por la Cámara de Casación en lo Penal pero negada por el Tribunal Federal de Córdoba qué los sentenció a muerte.ESTA ES LA JUSTICIA FEDERAL QUÉ TENEMOS EN CÓRDOBA, JUSTICIA de ODIOS y PAGADA por los dd hh izquierdoides, alimentada de la sed de VENGANZA SUBVERSIVA MARXISTA.Un abrazo de todos ellos para todos los qué no los abandonan y están a grandes distancias... Están con ALTO ESPÍRITU MILITAR.Olvidé contar, hay dos camaradas de azul más: Comisario Britos (qué esta ciego) y Comisario mayor Cejas. ¿Ustedes me dirán por qué?Sin juicio ni nada se los sacó de Guardia de Infantería y se los trasladó a Bouwer. POR SUPUESTO ESTA ES... LA JUSTICIA GUERRILLERA...

Publicado por Antoine en miércoles, marzo 25, 2009

El "artículo" que transcribo apareció publicado en un "tradicional" sitio de la derecha proceista y progenocida, bocina reivindicadora de lo peorcito de la condición humana:

http://presospoliticosargentina.blogspot.com/2009/03/noticias-de-bouwer-y-de-traidores.html

Parece que ya no alcanza con la crueldad, con la saña, también hay que ser impiadoso. Me pregunto de qué hubise sido capáz Martita con la picana en la mano. Ojo, no los perdamos de vista, estos son los que mienten "memoria completa", "verdadera historia", "reconciliación". "cicatrización de heridas", "justicia para ambos lados". Sepan que NO OLVIDAMOS, NO PERDONAMOS, NO NOS RECONCIAMOS.







miércoles, 25 de marzo de 2009

"CALUROSO" Y "ENCENDIDO" RECONOCIMIENTO.

















El pueblo de la Provincia de Neuquén en reconocimiento a los "servicios prestados a la Patria"
NO OLVIDAMOS
NO PERDONAMOS
NO NOS RECONCILIAMOS
¿LES QUEDÓ CLARO?

RODOLFO WALSH ¡PRESENTE!


Rodolfo Walsh


-9 de enero de 1927 -

-25 de marzo de 1977-




CARTA ABIERTA DE RODOLFO WALSHA LA JUNTA MILITAR

1. La censura de prensa, la persecución a intelectuales, el allanamiento de mi casa en el Tigre, el asesinato de amigos queridos y la pérdida de una hija que murió combatiéndolos, son algunos de los hechos que me obligan a esta forma de expresión clandestina después de haber opinado libremente como escritor y periodista durante casi treinta años. El primer aniversario de esta Junta Militar ha motivado un balance de la acción de gobierno en documentos y discursos oficiales, donde lo que ustedes llaman aciertos son errores, los que reconocen como errores son crímenes y lo que omiten son calamidades. El 24 de marzo de 1976 derrocaron ustedes a un gobierno del que formaban parte, a cuyo desprestigio contribuyeron como ejecutores de su política represiva, y cuyo término estaba señalado por elecciones convocadas para nueve meses más tarde. En esa perspectiva lo que ustedes liquidaron no fue el mandato transitorio de Isabel Martínez sino la posibilidad de un proceso democrático donde el pueblo remediara males que ustedes continuaron y agravaron. Ilegítimo en su origen, el gobierno que ustedes ejercen pudo legitimarse en los hechos recuperando el programa en que coincidieron en las elecciones de 1973 el ochenta por ciento de los argentinos y que sigue en pie como expresión objetiva de la voluntad del pueblo, único significado posible de ese "ser nacional" que ustedes invocan tan a menudo. Invirtiendo ese camino han restaurado ustedes la corriente de ideas e intereses de minorías derrotadas que traban el desarrollo de las fuerzas productivtas, explotan al pueblo y disgregan la Nación. Una política semejante sólo puede imponerse transitoriamente prohibiendo los partidos, interviniendo los sindicatos, amordazando la prensa e implantando el terror más profundo que ha conocido la sociedad argentina.

2. Quince mil desaparecidos, diez mil presos, cuatro mil muertos, decenas de miles de desterrados son la cifra desnuda de ese terror. Colmadas las cárceles ordinarias, crearon ustedes en las principales guarniciones del país virtuales campos de concentración donde no entra ningún juez, abogado, periodista, observador internacional. El secreto militar de los procedimientos, invocado como necesidad de la investigación, convierte a la mayoría de las detenciones en secuestros que permiten la tortura sin límite y el fusilamiento sin juicio.1 Más de siete mil recursos de hábeas corpus han sido contestados negativamente este último año. En otros miles de casos de desaparición el recurso ni siquiera se ha presentado porque se conoce de antemano su inutilidad o porque no se encuentra abogado que ose presentarlo después que los cincuenta o sesenta que lo hacían fueron a su turno secuestrados. De este modo han despojado ustedes a la tortura de su límite en el tiempo. Como el detenido no existe, no hay posibilidad de presentarlo al juez en diez días según manda un ley que fue respetada aún en las cumbres represivas de anteriores dictaduras. La falta de límite en el tiempo ha sido complementada con la falta de límite en los métodos, retrocediendo a épocas en que se operó directamente sobre las articulaciones y las vísceras de las víctimas, ahora con auxiliares quirúrgicos y farmacológicos de que no dispusieron los antiguos verdugos. El potro, el torno, el despellejamiento en vida, la sierra de los inquisidores medievales reaparecen en los testimonios junto con la picana y el "submarino", el soplete de las actualizaciones contemporáneas.2 Mediante sucesivas concesiones al supuesto de que el fin de exterminar a la guerilla justifica todos los medios que usan, han llegado ustedes a la tortura absoluta, intemporal, metafísica en la medida que el fin original de obtener información se extravía en las mentes perturbadas que la administran para ceder al impulso de machacar la sustancia humana hasta quebrarla y hacerle perder la dignidad que perdió el verdugo, que ustedes mismos han perdido.

3. La negativa de esa Junta a publicar los nombres de los prisioneros es asimismo la cobertura de una sistemática ejecución de rehenes en lugares descampados y horas de la madrugada con el pretexto de fraguados combates e imaginarias tentativas de fuga. Extremistas que panfletean el campo, pintan acequias o se amontonan de a diez en vehículos que se incendian son los estereotipos de un libreto que no está hecho para ser creído sino para burlar la reacción internacional ante ejecuciones en regla mientras en lo interno se subraya el carácter de represalias desatadas en los mismos lugares y en fecha inmediata a las acciones guerrilleras. Setenta fusilados tras la bomba en Seguridad Federal, 55 en respuesta a la voladura del Departamento de Policía de La Plata, 30 por el atentado en el Ministerio de Defensa, 40 en la Masacre del Año Nuevo que siguió a la muerte del coronel Castellanos, 19 tras la explosión que destruyó la comisaría de Ciudadela forman parte de 1.200 ejecuciones en 300 supuestos combates donde el oponente no tuvo heridos y las fuerzas a su mando no tuvieron muertos. Depositarios de una culpa colectiva abolida en las normas civilizadas de justicia,incapaces de influir en la política que dicta los hechos por los cuales son represaliados, muchos de esos rehenes son delegados sindicales, intelectuales, familiares de guerrilleros, opositores no armados, simples sospechosos a los que se mata para equilibrar la balanza de las bajas según la doctrina extranjera de "cuenta-cadáveres" que usaron los SS en los países ocupados y los invasores en Vietnam. El remate de guerrilleros heridos o capturados en combates reales es asimismo una evidencia que surge de los comunicados militares que en un año atribuyeron a la guerrilla 600 muertos y sólo 10 ó 15 heridos, proporción desconocida en los más encarnizados conflictos. Esta impresión es confirmada por un muestreo periodístico de circulación clandestina que revela que entre el 18 de diciembre de 1976 y el 3 de febrero de 1977, en 40 acciones reales, las fuerzas legales tuvieron 23 muertos y 40 heridos, y la guerrilla 63 muertos. Más de cien procesados han sido igualmente abatidos en tentativas de fuga cuyo relato oficial tampoco está destinado a que alguien lo crea sino a prevenir a la guerrilla y Ios partidos de que aún los presos reconocidos son la reserva estratégica de las represalias de que disponen los Comandantes de Cuerpo según la marcha de los combates, la conveniencia didáctica o el humor del momento. Así ha ganado sus laureles el general Benjamín Menéndez, jefe del Tercer Cuerpo de Ejército, antes del 24 de marzo con el asesinato de Marcos Osatinsky, detenido en Córdoba, después con la muerte de Hugo Vaca Narvaja y otros cincuenta prisioneros en variadas aplicaciones de la ley de fuga ejecutadas sin piedad y narradas sin pudor. El asesinato de Dardo Cabo, detenido en abril de 1975, fusilado el 6 de enero de 1977 con otros siete prisioneros en jurisdicción del Primer Cuerpo de Ejército que manda el general Suárez Masson, revela que estos episodios no son desbordes de algunos centuriones alucinados sino la política misma que ustedes planifican en sus estados mayores, discuten en sus reuniones de gabinete, imponen como comandantes en jefe de las 3 Armas y aprueban como miembros de la Junta de Gobierno.

4. Entre mil quinientas y tres mil personas han sido masacradas en secreto después que ustedes prohibieron informar sobre hallazgos de cadáveres que en algunos casos han trascendido, sin embargo, por afectar a otros países, por su magnitud genocida o por el espanto provocado entre sus propias fuerzas. Veinticinco cuerpos mutilados afloraron entre marzo y octubre de 1976 en las costas uruguayas, pequeña parte quizás del cargamento de torturados hasta la muerte en la Escuela de Mecánica de la Armada, fondeados en el Río de la Plata por buques de esa fuerza, incluyendo el chico de 15 años, Floreal Avellaneda, atado de pies y manos, "con lastimaduras en la región anal y fracturas visibles" según su autopsia. Un verdadero cementerio lacustre descubrió en agosto de 1976 un vecino que buceaba en el Lago San Roque de Córdoba, acudió a la comisaría donde no le recibieron la denuncia y escribió a los diarios que no la publicaron. Treinta y cuatro cadáveres en Buenos Aires entre el 3 y el 9 de abril de 1976, ocho en San Telmo el 4 de julio, diez en el Río Luján el 9 de octubre, sirven de marco a las masacres del 20 de agosto que apilaron 30 muertos a 15 kilómetros de Campo de Mayo y 17 en Lomas de Zamora. En esos enunciados se agota la ficción de bandas de derecha, presuntas herederas de las 3 A de López Rega, capaces dc atravesar la mayor guarnición del país en camiones militares, de alfombrar de muertos el Río de la Plata o de arrojar prisioneros al mar desde los transportes de la Primera Brigada Aérea , sin que se enteren el general Videla, el almirante Massera o el brigadier Agosti. Las 3 A son hoy las 3 Armas, y la Junta que ustedes presiden no es el fiel de la balanza entre "violencias de distintos signos" ni el árbitro justo entre "dos terrorismos", sino la fuente misma del terror que ha perdido el rumbo y sólo puede balbucear el discurso de la muerte. La misma continuidad histórica liga el asesinato del general Carlos Prats, durante el anterior gobierno, con el secuestro y muerte del general Juan José Torres, Zelmar Michelini, Héctor Gutiérrez Ruíz y decenas de asilados en quienes se ha querido asesinar la posibilidad de procesos democráticos en Chile, Boliva y Uruguay.9 La segura participación en esos crímenes del Departamento de Asuntos Extranjeros de la Policía Federal, conducido por oficiales becados de la CIA a través de la AID, como los comisarios Juan Gattei y Antonio Gettor, sometidos ellos mismos a la autoridad de Mr. Gardener Hathaway, Station Chief de la CIA en Argentina, es semillero de futuras revelaciones como las que hoy sacuden a la comunidad internacional que no han de agotarse siquiera cuando se esclarezcan el papel de esa agencia y de altos jefes del Ejército, encabezados por el general Menéndez, en la creación de la Logia Libertadores de América, que reemplazó a las 3 A hasta que su papel global fue asumido por esa Junta en nombre de las 3 Armas. Este cuadro de exterminio no excluye siquiera el arreglo personal de cuentas como el asesinato del capitán Horacio Gándara, quien desde hace una década investigaba los negociados de altos jefes de la Marina, o del periodista de "Prensa Libre" Horacio Novillo apuñalado y calcinado, después que ese diario denunció las conexiones del ministro Martínez de Hoz con monopolios internacionales. A la luz de estos episodios cobra su significado final la definición de la guerra pronunciada por uno de sus jefes: "La lucha que libramos no reconoce límites morales ni naturales, se realiza más allá del bien y del mal".

5. Estos hechos, que sacuden la conciencia del mundo civilizado, no son sin embargo los que mayores sufrimientos han traído al pueblo argentino ni las peores violaciones de los derechos humanos en que ustedes incurren. En la política económica de ese gobierno debe buscarse no sólo la explicación de sus crímenes sino una atrocidad mayor que castiga a millones de seres humanos con la miseria planificada. En un año han reducido ustedes el salario real de los trabajadores al 40%, disminuido su participación en el ingreso nacional al 30%, elevado de 6 a 18 horas la jornada de labor que necesita un obrero para pagar la canasta familiar11, resucitando así formas de trabajo forzado que no persisten ni en los últimos reductos coloniales. Congelando salarios a culatazos mientras los precios suben en las puntas de las bayonetas, aboliendo toda forma de reclamación colectiva, prohibiendo asambleas y comisioncs internas, alargando horarios, elevando la desocupación al récord del 9%12 prometiendo aumentarla con 300.000 nuevos despidos, han retrotraído las relaciones de producción a los comienzos de la era industrial, y cuando los trabajadores han querido protestar los han calificados de subversivos, secuestrando cuerpos enteros de delegados que en algunos casos aparecieron muertos, y en otros no aparecieron. Los resultados de esa política han sido fulminantes. En este primer año de gobierno el consumo de alimentos ha disminuido el 40%, el de ropa más del 50%, el de medicinas ha desaparecido prácticamente en las capas populares. Ya hay zonas del Gran Buenos Aires donde la mortalidad infantil supera el 30%, cifra que nos iguala con Rhodesia, Dahomey o las Guayanas; enfermedades como la diarrea estival, las parasitosis y hasta la rabia en que las cifras trepan hacia marcas mundiales o las superan. Como si esas fueran metas deseadas y buscadas, han reducido ustedes el presupuesto de la salud pública a menos de un tercio de los gastos militares, suprimiendo hasta los hospitales gratuitos mientras centenares de médicos, profesionales y técnicos se suman al éxodo provocado por el terror, los bajos sueldos o la "racionalización". Basta andar unas horas por el Gran Buenos Aires para comprobar la rapidez con que semejante política la convirtió en una villa miseria de diez millones de habitantes. Ciudades a media luz, barrios enteros sin agua porque las industrias monopólicas saquean las napas subtérráneas, millares de cuadras convertidas en un solo bache porque ustedes sólo pavimentan los barrios militares y adornan la Plaza de Mayo , el río más grande del mundo contaminado en todas sus playas porque los socios del ministro Martínez de Hoz arrojan en él sus residuos industriales, y la única medida de gobierno que ustedes han tomado es prohibir a la gente que se bañe. Tampoco en las metas abstractas de la economía, a las que suelen llamar "el país", han sido ustedes más afortutunados. Un descenso del producto bruto que orilla el 3%, una deuda exterior que alcanza a 600 dólares por habitante, una inflación anual del 400%, un aumento del circulante que en solo una semana de diciembre llegó al 9%, una baja del 13% en la inversión externa constituyen también marcas mundiales, raro fruto de la fría deliberación y la cruda inepcia. Mientras todas las funciones creadoras y protectoras del Estado se atrofian hasta disolverse en la pura anemia, una sola crece y se vuelve autónoma. Mil ochocientos millones de dólares que equivalen a la mitad de las exportaciones argentinas presupuestados para Seguridad y Defensa en 1977, cuatro mil nuevas plazas de agentes en la Policía Federal, doce mil en la provincia de Buenos Aires con sueldos que duplican el de un obrero industrial y triplican el de un director de escuela, mientras en secreto se elevan los propios sueldos militares a partir de febrero en un 120%, prueban que no hay congelación ni desocupación en el reino de la tortura y de la muerte, único campo de la actividad argentina donde el producto crece y donde la cotización por guerrillero abatido sube más rápido que el dólar.6. Dictada por el Fondo Monetario Internacional según una receta que se aplica indistintamente al Zaire o a Chile, a Uruguay o Indonesia, la política económica de esa Junta sólo reconoce como beneficiarios a la vieja oligarquía ganadera, la nueva oligarquía especuladora y un grupo selecto de monopolios internacionales encabezados por la ITT, la Esso, las automotrices, la U.S.Steel, la Siemens, al que están ligados personalmente el ministro Martínez de Hoz y todos los miembros de su gabinete. Un aumento del 722% en los precios de la producción animal en 1976 define la magnitud de la restauración oligárquica emprendida por Martínez de Hoz en consonancia con el credo de la Sociedad Rural expuesto por su presidente Celedonio Pereda: "Llena de asombro que ciertos grupos pequeños pero activos sigan insistiendo en que los alimentos deben ser baratos". El espectáculo de una Bolsa de Comercio donde en una semana ha sido posible para algunos ganar sin trabajar el cien y el doscientos por ciento, donde hay empresas que de la noche a la mañana duplicaron su capital sin producir más que antes, la rueda loca de la especulación en dólares, letras, valores ajustables, la usura simple que ya calcula el interés por hora, son hechos bien curiosos bajo un gobierno que venía a acabar con el "festín de los corruptos". Desnacionalizando bancos se ponen el ahorro y el crédito nacional en manos de la banca extranjera, indemnizando a la ITT y a la Siemens se premia a empresas que estafaron al Estado, devolviendo las bocas de expendio se aumentan las ganancias de la Shell y la Esso, rebajando los aranceles aduaneros se crean empleos en Hong Kong o Singapur y desocupación en la Argentina. Frente al conjunto de esos hechos cabe preguntarse quiénes son los apátridas de los comunicados oficiales, dónde están los mercenarios al servicio de intereses foráneos, cuál es la ideologia que amenaza al ser nacional.

Si una propaganda abrumadora, reflejo deforme de hechos malvados no pretendiera que esa Junta procura la paz, que el general Videla defiende los derechos humanos o que el almirante Massera ama la vida, aún cabría pedir a los señores Comandantes en Jefe de las 3 Armas que meditaran sobre el abismo al que conducen al país tras la ilusión de ganar una guerra que, aún si mataran al último guerrillero, no haría más que empezar bajo nuevas formas, porque las causas que hace más de veinte años mueven la resistencia del pueblo argentino no estarán dcsaparecidas sino agravadas por el recuerdo del estrago causado y la revelación de las atrocidades cometidas.

Estas son las reflexiones que en el primer aniversario de su infausto gobierno he querido hacer llegar a los miembros de esa Junta, sin esperanza de ser escuchado, con la certeza de ser perseguido, pero fiel al compromiso que asumí hace mucho tiempo de dar testimonio en momentos difíciles.


Rodolfo Walsh. - C.I. 2845022 Buenos Aires, 24 de marzo de 1977.


martes, 24 de marzo de 2009

24 de marzo, homenaje a los argentinos que mató el terrorismo

UN VERDADERO SOLDADO DE LA PATRIA, ASESINADO POR DELINCUENTES UNIFORMADOS. UNO DE LOS MILES DE ARGENTINOS QUE MATÓ EL TERRORISMO DE ESTADO
------------------------------------------------------------------------------------
Carta abierta de Bernardo Alberte a Jorge Rafael Videla
Por Bernardo Alberte Tcnel. (RE)

En la madrugada del 24 de marzo de l976 era asesinado por fuerzas combinadas del ejército y policiales, el Tcnel. (R.E.) Bernardo Alberte; horas antes había terminado de escribir esta carta donde denunciaba la represión ilegal y la complicidad de las F.F.A.A.




Buenos Aires, 24 de marzo 1976.
Al Sr. Teniente General
D. Jorge Rafael Videla
Comandante General del Ejército
S____________/___________D

Me dirijo a Ud. a los efectos de informar lo siguiente:

1.- El día 20-III-76, a las 20 horas, un grupo armado intento secuestrarme, en mis oficinas de la calle Rivadavia 764, 1º, con el aparente propósito de asesinarme. Acababa de retirarme del lugar elegido por esa banda armada unos minutos antes, lo que me permitió observar el operativo desde la calle, así como el gran despliegue de elementos materiales y humanos utilizados.

2.- La observación personal de los hechos me permite asegurar a Ud. que se trataban de efectivos de seguridad, que luego de detener a tres personas que se encontraban en las citadas oficinas, esposarlas, vendarle los ojos y cargarlas en los vehículos, se desplazaron velozmente por la calle Rivadavia hacia el oeste, sin poder seguirlos, por no poder disponer de vehiculo propio en ese momento. El desplazamiento se produjo con los acostumbrados toques de sirena de los vehículos policiales.

3.- El día anterior en un operativo vinculado con el ya descripto fue secuestrado y luego asesinado el joven peronista Máximo Augusto Altieri.

4.- En las citadas oficinas desarrollo actividades políticas vinculadas al Movimiento Peronista, formando parte de la Corriente Peronista “26 de Julio” cuyo ideario surge de la documentación que adjunto.

5.- La presente denuncia formal y escrita la presento en esta oportunidad luego de haber agotado todos los medios para averiguar el paradero del joven Altieri, vivo, lo que conseguí, pero muerto el día sábado 20, después de gestiones infructuosas realizadas en ese Comando General; en el Ministerio del Interior y a través de vinculaciones personales con camaradas relacionados con los Servicios de Informaciones.

6.- La búsqueda personal realizada junto a su padre, fue facilitada por compañeros peronistas de la Municipalidad de Avellaneda y por personal policial de la Comisaría 1ª. de esa ciudad, lo que me permitió hallarlo acribillado a balazos en la morgue del cementerio de Avellaneda, sin identificar, en avanzado estado de descomposición, con el vientre abierto y con las vísceras al aire. El cadáver era un simple N.N., a los cuatro días de haber sido encontrado por la policía de Tristán Suárez, en su jurisdicción, habiendo fallado en él el método eficaz y habitual de identificación sin causa justificada.

7.- Es muy probable que si no hubiera mediado la decisión de encontrarlo y la colaboración del personal descripto hubiera desaparecido toda posibilidad de que sus familiares ejercieran el derecho de darle sepultura cristiana.

Estos son los hechos que informo al Sr. Comandante General, pero que como información sintética y descripción objetiva, no tiene mucha importancia dentro de todo el contexto de violencia que caracteriza la situación política argentina, si no va acompañada de una apreciación que me siento con el derecho de hacer y con la obligación de señalar, por mi condición de Jefe retirado de las F.F. A.A., cuya trayectoria dentro de la Institución el Sr. Comandante General conoce bien; por mi actuación política dentro del Movimiento Peronista, donde ocupe la mas alta jerarquía dentro del país durante parte del exilio del General Perón y por la militancia política que continuo realizando dentro del movimiento mayoritario, lo que me confiere, por lo menos, la experiencia que muchos necesitan para acceder a una realidad que se les escapa y que los supera, lo que es grave cuando ello le ocurre a quienes tienen la responsabilidad de asumirla, comprenderla y conducirla con acierto.

En mis apreciaciones el Sr. Comandante encontraría excesos si no aclarara que me siento en condiciones de dirigirme a Ud., no con mis simples atributos de oficial retirado de las F.F.A.A., que me subordinarían y me limitarían, y por consiguiente, harían de mis consideraciones una formal, simple e insuficiente apreciación que carecería de valor.
Sin dejar de expresarle a Ud. el respeto que me merecen ciertas jerarquías, puedo asegurarle que la vida me ha enseñado a superarlas a todas, cuando de la necesidad de expresar el pensamiento se refiere. Esa fue mi norma, aun desde joven oficial; frente a Generales de la envergadura inigualada del General Juan D. Perón; frente a políticos y militantes; frente a los hechos simples y los más graves.
Esto me lo enseño la vida que transite como joven y como viejo como pobre y como rico; como obrero y como patrón; como militar y como civil; como jefe y como subordinado; como subversivo y como político; como libre y como preso; como perseguido, como prófugo, como exiliado, como peronista.

Sin duda avanzamos hacia un enfrentamiento hacia el que se nos quiere llevar gradualmente con falsas opciones y manejando falsos valores y alarma observar la ligereza y hasta la irresponsabilidad con que ciertas personas y ciertos sectores que tienen poder, poder transitorio, alientan el enfrentamiento con hechos o con palabras.

Y apuntando con este concepto a nuestros camaradas de las F.F.A.A. inquieta escucharlos en sus discursos fúnebres, por ejemplo, cuando ante sus muertos pareciera que quieren superar con palabras posturas que deben asumir con hechos silenciosos y positivos. Yo también tengo esa experiencia de discursos fúnebres. Hable en homenajes ante nuestros obreros y militantes muertos y también ante camaradas fusilados por otros camaradas, y comprendo ahora que no alcanzan las palabras, ni los discursos, ni las oraciones fúnebres ni las homilías de nuestros santos pastores de la Iglesia, para ocultar las causas que generan la violencia que esta entre nosotros desde hace mucho tiempo.

Reconozco que el que utiliza un muerto, su muerto, para desahogar su “bronca” por la injusticia de esa muerte, tiene derecho a hacerlo. Pero si siguiéramos en esa puja de exaltar a nuestros muertos,
¿Quien tiene más derecho?
- Aquél que tuvo la oportunidad de asistirlo y por lo menos, tocarlo aun caliente y desangrándose, o verlo recién “acicalado” por la funeraria, preparado para el homenaje y para transitar “limpio” hacia la gloria.
- O aquel que tiene que recogerlo sucio de un zanjón o de un pastizal, acribillado salvajemente; indefenso y maniatado, torturado y vendado sus ojos, en alto grado de descomposición, como dicen las autopsias, o como decimos nosotros, podrido y en condiciones de ser ya comida de gusanos?

Este es el destino de muchos de nuestros militantes y de nuestros obreros. ¿Puede algún Coronel o algún General, asumir alguna vez, con su discurso, una tragedia como esta? Le ahorro la respuesta: no lo haga. Yo ya no lo hago más. No bastan ni sirven las palabras para evitarla.

¿Que nos pasa a los argentinos? cuando aceptamos clasificar a los muertos en “deseables” o “indeseables”; cuando nos acostumbramos y hasta toleramos y propiciamos los excesos del poder, cuando renunciamos al debate y aceptamos que los detentadores de ese poder puedan considerar que en todo caso sus excesos puedan encuadrarse jurídicamente en figuras como “excesos de defensa” u otros inventos; cuando negamos por boca de Generales de la Nación la democracia, con el argumento de que se podría propiciar un “gobierno ateo, materialista y totalitario”?.

Con estos conceptos no pretendemos enjuiciar a las F.F.A.A., porque no somos jueces y si lo fuéramos no tendríamos el poder para hacer cumplir la justicia. Solamente, hacer reflexiones que permitan comprender la necesidad de la autocrítica, que no se observa en la severidad de los pronunciamientos militares que ya es costumbre repetida escuchar.
Nosotros no consideramos a las F.F.A,A. como una institución poseedora de valores inmutables, sino como una institución humana que actúa para bien o para mal, de acuerdo a los hombres que circunstancialmente las dirigen. No son mejores ni peores que los hombres que la componen, y por consiguiente, no existe la continuidad histórica que iguala a todos los militares a través del tiempo con un mismo sello de excelencia, desinterés o patriotismo; tampoco el merito de una época alcanza a los protagonistas de otra, salvo que la revaliden con su propia conducta. Y lo mismo en lo que atañe a conductas infamantes.

Los meritos de San Martín no apañan a Quaranta, ni Fernández Suárez infama a Belgrano, a Dorrego o a Güemes. Podemos admirar al Almte Browm y negar al mismo tiempo a Rojas y a Benigno Varela. Podemos sentirnos deudores y herederos de tantos milicos que regaron con su sangre el suelo de América y de la Patria y no por ello atenuar nuestro juicio sobre los oficiales cómplices, ejecutores y consentidores de vejámenes y torturas.

La mirada del chacal Sin duda este es un criterio antagónico con el que sustentan muchos militares que tienen un extraño concepto de su parentesco con la historia y con la gloria. Pero es claro, y si se lo recalca así tan crudamente, es para evitar que se sigan cultivando prejuicios indiscriminados de un patriotismo que luego la historia nos revela como falso.
Es que los argentinos tenemos una ingrata experiencia acumulada en este siglo. Cuando con el argumento siempre esgrimido y ahora repetido, de la necesidad de defender “un estilo de vida”, nuestro estilo de vida, el Ejercito protagonizo como represor la historia de la “Patagonia trágica” y los obreros lo hicieron como mártires; cuando desde aviones navales con tripulación también de políticos se bombardeo al Pueblo en la Plaza de Mayo; cuando se fusilo en la Penitenciaria Nacional; en José León Suárez y en Campo de Mayo; cuando se fusilo en Trelew; cuando militares intervinieron en la profanación del cadáver de Evita, cuando el Ejercito en un gran operativo pretendió impedir el reencuentro del Pueblo con su líder; cuando representantes de las tres armas concurren a convocatorias de lo mas representativo de las empresas “lideres” y lo mas rancio de los terratenientes y ganaderos, para considerar la situación económica nacional y formular criticas al gobierno, sin asumir las propias, etc., la preocupación se apodera de los sectores populares, especialmente cuando se anuncia que el Ejercito intervendrá en la “subversión en las fabricas”, lugar de trabajo de nuestros obreros y nada se dice de hacerlo en las empresas, lugar de expoliación del país y del patrimonio nacional.
La situación es seria y también dramática, no solo para los trabajadores, sino también para las propias F.F.A.A., impulsadas a avanzar en un terreno, donde por plano inclinado serán llevadas a sustituir a las policías de los ambientes fabriles, hasta ahora privadas, y a ser custodios de los intereses de una de las partes, precisamente la menos indicada para representar el interés general.
A todas estas reflexiones dan lugar los 7 puntos primeros de esta nota, que describen una situación concreta.
Si a ello agregamos que bandas armadas se desplazan por la Capital de la Republica y por los centros poblados, sin respuesta alguna de las fuerzas encargadas del orden y sin que las autoridades responsables (en este caso el Jefe de la Policía Federal) tomen conocimiento, el problema es mas grave, no porque supongamos que el General jefe de esa policía no quisiera impedirlo, sino porque no puede: los hechos y las cosas lo superan.

Si además, en las averiguaciones del paradero del joven Altieri y en otras realizadas, comprobamos que su caso no es el único, que las morgues renuevan diariamente sus depósitos de cadáveres acribillados y que los órganos de seguridad no se asombran, de ningún modo, sino que lo aceptan como común y normal, comprendemos que el pesimismo sobre la verdadera y grave responsabilidad y misión de las fuerzas del orden se ha apoderado de ellas, en el mejor de los casos, pues hay otros en que se las puede suponer cómplices de esas matanzas.

Si escuchamos decir a funcionarios policiales que el joven Altieri ha sido “ajusticiado”, comprobamos a que nivel llego el respeto por el concepto de la justicia, a cuyo servicio ellos deber estar.
Todos estos hechos se han producido en el ámbito con el que ese Comando en Jefe esta relacionado, por la función que ha asumido y es por ello que lo pongo en su conocimiento.
Solamente y como colorario de todo esto corresponde hacer una ultima reflexión. Frente al concepto ya asentado de la inhabilidad de las F.F.A.A. para el ejercicio del poder político, experimentado en tres desgraciadas oportunidades en lo que va de este siglo, comienza ya a extenderse en la opinión publica el mismo concepto, pero en funciones que parecieran mas especificas de esas fuerzas: la del mantenimiento del orden y de la seguridad de las personas, a cuyo servicio han puesto ya oficiales en actividad.

Por ultimo hago saber al Sr. Comandante General que denuncias similares sobre el hecho a que da lugar esta, han sido formuladas ante instituciones políticas, de la Iglesia, empresarias, obreras y profesionales, donde a cada una se le hace conocer nuestro pensamiento sobre las responsabilidades de cada una.

Saludo al Sr. Comandante General

Bernardo Alberte
Tcnel.(R.E.)



lunes, 23 de marzo de 2009

MEMORIA, VERDAD, JUSTICIA.

























1976 - 24 de marzo - 2009
NO OLVIDAMOS
NO PERDONAMOS
NO NOS RECONCILIAMOS
JUICIO Y CASTIGO

viernes, 20 de marzo de 2009

¡LIQUIDACIÓN!


La peregila procesista y progenocida, muta, se memetiza, se maquilla, pero el desbande es inocultable. Primero fue la "marcha de los pañuelos negros", que cómo fracaso, fue todo un éxito. Cincuenta tipos acompañaron a la Pando en su última aparición en la plaza. Cincuenta mil personas esperaban en el acto opositor al gobierno que los organizadores dieron en llamar "acto contra la inseguridad". Se va el verano, y cómo liquidación de fin de temporada, el descuento fue grande, muy grande: el noventa por ciento. Fueron cinco mil.




Cinco mil "ciudadanos autoconvocados-no arriados por el tetra y el chori-que pagan sus impuestos-que están hartos de la inseguridad-que apoyan a Susana-y que...bla, bla, bla". Cinco mil.

¿No será acaso que hay quienes subestiman nuestra capacidad de interpretación de los hechos?


Somos muchos los que no vamos a una marcha en dónde se pretende resignificar un símbolo, oponiendo a los pañuelos blancos su polo opuesto (opuesto en todo sentido), los pañuelos negros.

Somos muchos los que deploramos a quellos que van a parodiar rituales consagrados por la lucha y la coherencia, pintando una mentira a la par de un testimonio.



Somos muchos los que no compramos el discurso de los que, bastardeando un legítimo reclamo, llaman a olvidarse del pasado, cómo si la impunidad de los delincuentes de ayer, garantizara aplicar la ley a los que delinquen hoy.


Antes me referí a la infame, patética y agraviante "Marcha de los pañuelos negros" a la que Eduardo Aliverti desde Página 12, le dedicó unas líneas memorables: "Lo que resulta vomitivo es el cinismo de disfrazar esa tarea de opositor activo bajo el antifaz de la mera indignación como “simple ciudadano”. Lo que no se aguanta es que quieran ignorar como si tal cosa el subtexto de convocar, en la Argentina, a una marcha con pañuelos que no sean blancos. La producción de sentido que eso significa. El proyecto político que eso quiere decir", este análisis de los hechos, se me hace hoy tan aplicable a la marcha "contra la inseguridad", organizada por la hija de un torturador y asesino,cómo a esta nueva arremetida de los insaciables patrones del campo.


¿Algún periodista le preguntó a Constanza Guglielmi por la causa que involucra a su padre como represor en un centro clandestino de La Plata? ¿ Alguno le preguntó de su militancia junto a De Narvaez? ¿alguno le preguntó por qué, si la marcha era "apolítica", en su página de internet convoca a la misma haciendo referencia al "setentismo", el "doble comonando", el indec, la inflación o el "conflicto del campo"?. Nadie. El diario Clarín hablaba de ocho mil personas, al tiempo que admitía que los organizadores esperaban cincenta mil. A la noche en TN, se hablaba del "masivo acto contra la inseguridad". ¿Marcha masiva o pobre convocatoria?.


No me extraña tal falta de coherencia. Después de todo, la realidad es una construcción social y es más que evidente que la realidad construída por la burguesía asustada junto a la peregilada procesista y progenocida, está en las antípodas de la que construimos los que, por suerte, somos la mayoria.






martes, 17 de marzo de 2009

AFyAPPA - BIONDINI : Amigos son los amigos




El que se ve a la izquierda de la imagen es José Luis D'angelo Rodriguez (militar carapintada condenado e indultado) ,"el Papu", patotero en jefe de pereGilada procesista y progenocida; además director de Revista B1, el boletín de información interna de la asociación de la Pando. El que está a la derecha de la imagen es nada más ni nada menos que su amiguito, Alejandro Carlos Biondini, amigos son los amigos...Nazi y carapintada juntos.



Revés para Biondini y sus secuaces



La Corte le negó la personería jurídica al partido nazi



La Corte Suprema de la Nación rechazó otorgarle la personería jurídica a un partido político que promueve la utilización de símbolos emulando al nazismo y que califica a la comunidad homosexual de "drogadicta y corrupta", confirmaron fuentes vinculadas al máximo tribunal.




La Corte sostuvo que el Partido Nuevo Triunfo, liderado por Alejandro Carlos Biondini, tiene un objetivo "ilícito" porque "promueve prácticas discriminatorias prohibidas por la ley".




La Corte ratificó la decisión tomada por la Cámara Nacional Electoral que rechazó el reconocimiento de la personería jurídico-político solicitada por la agrupación, que también impulsa doble castigo para los extranjeros, la utilización de símbolos como lo hacían los nazis y terminología empleada por el Tercer Reich, al aludir a determinadas personas como "subhumanos".




La Corte dijo que "el derecho constitucional argentino contiene la prohibición expresa de utilizar criterios clasificatorios fundados en motivos de raza, color, sexo, idioma, religión, opiniones políticas o de cualquier otra índole, origen nacional o social, posición económica, nacimiento u otra condición social".




El tribunal agregó que uno de los fines del Estado es "desalentar y contrarrestar el desarrollo de prácticas que promuevan el odio racial o religioso, y la sujeción o eliminación de personas por el hecho de pertenecer a un grupo definido" por alguna de las características citadas en la Constitución Nacional.






"No se puede legitimar como partido político a quienes incurren en apología del odio e, indirectamente, incitan a la violencia cuando propugnan el 'drástico desbaratamiento de la red homosexual, drogadicta y corrupta que hoy infecta a la Argentina".






La Cámara había indicado que el Partido Nuevo Triunfo constituye una emulación del "Partido Alemán Nacional Socialista de los Trabajadores" de la década del '30, ya que "utiliza símbolos y prácticas comunes con los del régimen que instauró una teoría basada en la superioridad racial".
Fuente: Página 12

Meando a kilómetros del tarro

Para algunos, Salinas; para otros; un servicio K; para otros, un hacker y ahora....pariente de la Pando!!!. La pereGilada procesista y progenocida quiere sacar de mentira, verdad. Y la verdad muchachos es que les recomiendo que levanten la puntería. Con estas estrategias infantiles lo único que van a conseguir es transformarse en un hazmerreir.
Sigan partici-pando!!!!!!!!
-------------------------------------------------------------------------------------------------
de: juan augusto fernandez juan.1880@hotmail.com
fecha: 17 de marzo de 2009 14:05
enviado por: hotmail.com

Queridos Compañeros y sres. Periodistas: Desde hace un tiempo anda por la web un tal "Manuel" que a veces firma como DF y que usa el correosolundemonio@gmail.com y a veces utiliza otros correos, todos provenientes del mismo IP que me llevó a averiguar que es del mismo servidor: Speedy.Este "señor" , por calificarlo de alguna forma, es el mismo que el año pasado molestaba constantemente a nuestra revista barrial "Sueños y realidades" de Villa Lugano enviándome mails a mi casilla personal donde se presentaba con su verdadero nombre: Manuel Adolfo Pando.- Sí, señores, "solundemonio" es en realidad familiar (de lo cual el año pasado solía orgullecerse) de la fascista defensora de genocidas Cecilia Pando! Como yo le pedí muchas veces que no me molestara más (y el mail le iba a mucha gente que incluyo en este mail para que también de testimonio) el cretino mutó y ahora ha llegado incluso a abrir un blog donde finge burlarse de los fachos. Denuncio públicamente (y este mail irá a mucha más gente de la de esta lista, incluso dejé constancia en los "contactos" de Madres, Hijos, DDHH, etc.) que Manuel Adolfo Pando finge ser de izquierda usandoel nombre inocente de Manuel y que en realidad es un aliado de los pro-genocidas.No saben cómo se burlaba este señor Pando cuando yo le decía que su familiar Cecilia era una delincuente. Nadie se ha dado cuenta todavía que la derecha se GOZA al ver su nombre en blogs y endiarios, yo advertí varias veces a Página 12 que no publicaran más el nombre de los que defienden a milicos, les encanta que seamos nosotros los que les hacemos publicidad gratuita, así los contactan los nazis como ellos mismos. ¿Quién conocía a Memoria Completa y a sus secuaces antes que salieran a amenazar a algunos militantes de izquierda? Y han sido ellos mismos que con sus denuncias lograronhacerles una "fama" que a ellos los llena de orgullo, inlcuso pelean por "rangos", yo he recibido mails con evidente interés a que fueran publicados con su nombre descalificando a otros integrantes de su misma agrupación de delincuentes.Señor Manuel Adolfo Pando, le pido que deje de enviar mails donde promueve los eventos de sus amigos genocidas. Yo borré la dirección de donde se van a congregar (allí puse puntos suspensivos) pero miren ustedes lo que difunde el señor Pando para que HIJOS vayan a escrachar a su grupo y así recibir la atención de la prensa y hacer pasar por violentos a los integrantes de HIJOS.Gracias por leerme los saluda. RUEGO DIFUNDIR AMPLIAMENTE.
Juan Augusto Fernández y Ana María Cabrera, escritora."Sueños y Realidades"Villa Lugano.
¿Alguien tiene datos de esta dulce "parejita?.

¡Así se respetan las instituciones y la voluntar popular, carajo!

Parece que la pereGilada procesista y progenocida está mas alzada que nunca. Haciendo gala de una "vocación democrática y republicana" sin precedentes emiten y difunden comunicados qué, con la excusa de inseguridad, tienen por objetivo lograr la impunidad; terminar con los juicios por delitos de lesa humanidad.
Muchachos, ¿no será por estas cosas que no llegan a meter cien tipos en la plaza?.
Si estos son los que defienden las institucionesn, no quiero ni imaginarme lo que serán sus enemigos.


------------------------------------------------------------------------------------------------
Fwd: Rv: La Capitulación
martes, 17 de marzo de 2009, 11:20 am
De:
"M&M" meranromer@gmail.com
Para: "M&M" meranromer@gmail.com


Retransmito y comparto lo expresado en el texto que sigue.
Asunto: La Capitulación
Para:
Fecha: martes, 17 de marzo de 2009, 2:34 am
Amigos:
Todos hemos recibido la convocatoria a la Plaza de Mayo para pasado mañana.
Creo que cualquiera que lea este correo, estará conteste que la Cita no sólo es un compromiso cívico.
Es una obligación moral inexcusable.
También tomo nota, que muchos, por distintas circunstancias, optarán por seguir las alternativas de ésto, que no es otra cosa que un desafío, en sus casas, ó departiéndo en familia, ó entre amigos en algún bar.
Para los que tomen la opción de inasistencia, sepan que este estado enervante de cosas, como la lujuria más abyecta de la que jamás hemos tenido noticias, tiene a los K como autores mediáticos.
Pero existen quienes tienen una responsabilidad más directa:
Los que desisten de participar.
Son los mismos que tienen anudada la idea, de total no pasará nada...
La que se aproxima no deberá ser una marcha como las anteriores.
Porque en ésas, las pretéritas el número fue insuficiente.
En todas ellas.
La del Campo, en las inmediaciónes del monumento a los Españoles, fue un paseo.
Las mujeres, ataviadas con sombreros y mucha elegancia.
Los hombres no fueron menos que ellas.
No había olor a sudor.
A todas luces, una tilinguería.
Ésta debe marcar otro tono.
Debemos forzarlos a capitular a estos ácratas.
Exhibámosles cuerdas, sí las de colgar.
Que sepan de una vez y para siempre, que deben entregar el poder.
¿A quien?
A la Asamblea Legislativa.
Obliguémoslos a que la convoquen, no para tratar el anticipo electoral.
Que sea para que entreguen los cargos i
ncondicionalmente.
Y para no torcer la voluntad popular, que sea un Cabildo Abierto.
Pero que los oidores, seamos todos los Argentinos, y no un puñado de privilegiados.
Para que no se sientan sólos, debemos rodear también a los legisladores.
Evitemos otro 2001, con cinco palurdos de presidentes en una semana.
Debemos voltear las bambalinas del Parlamento.
No permitir más "trenzas".
Los boludos tendrán que despabilarse.
Ya no hay más espacio.
El poco que aún queda lo está ocupándo el narcotráfico K, nudo gordiano de todo el récord de criminalidad que ya es asfixiánte.
Las próximas electorales, si es que hay márgen para ellas, deberán ser para elegir un nuevo gobierno.
Procuren grabarse este concepto: Estos K se mantienen exclusivamente por nuestra inercia.
El tiempo se ha agotado.
Amigos: El momento ha llegado.
Cordialmente Lucio Catano (h).-
Por el Dr. Lucio Catano (h), Abogado y ¡¡¡Profesor en Derecho Penal!!! ....¿alguien me puede averigûar en que universidad?

Siguiendo la tendencia...















Frente Farabundo Martí de liberación nacional


viernes, 13 de marzo de 2009

CHILE-ARGENTINA: "DESTINO FINAL"

El martes 25 de octubre de 1983, en vísperas de las elecciones, una solicitada publicada en el diario Clarín, pedía por las personas desaparecidas que estaban en condiciones de votar. Uno de los listados daba cuenta de los extranjeros desaparecidos en Argentina. Marqué con rojo, ocho nombres de ciudadanos chilenos desaparecidos en Argentina entre 1975 y 1977 :
(doble clik sobre la imagen para agrandar)




El 13 de mayo de 2005 el general de brigada Manuel Contreras Sepúlveda, jefe de la Dirección de Inteligencia Nacional (DINA) chilena, dió a conocer un informe en que detalla lo sucedido con algunos de los desaparecidos chilenos. Claro que este informe se refiere a desaparecidos chilenos dentro y fuera de chile. En este punto es dónde se cruzan aquella solicitada publicada 22 años antes en un diario de Buenos Aires y este "descargo" que el asesino contreras diera a conocer; también marqué con rojo los ocho nombres que tantos años después volvián a aparecer en otra lista:



(doble click sobre la imagen para agrandar)
Varias conclusiones se pueden sacar de este mero ejercicio de comparación de datos: primero, cuanta razón tenía Rodolfo Walsh cuando en su "Carta abierta a la junta miliatar" denunciaba que "la Triple A, son las Tres Armas"; segundo, el funcionamiento en la región de una estrategia compartida para la represión ilegal conocida cómo "Operación Condor"; tercero, la existencia de los llamados "vuelos de la muerte" ("arrojado al Rio de la Plata en un tambor gasolinero", dice el informe); cuarto, que es posible saber que fue de los miles de desaparecidos. Si el asesino Contreras llevaba un registro detallado con el nonbre y apellido , por quién fue detenido, la fecha de la detención, el destino inicial y el "destino final" de detenidos-desaparecidos en Argentina, alguién tuvo que haberle suministrado esos datos. Va de suyo que fueron miembros de las FFAA y FFSS de nuestro país.
Las razones que este informe esgrime el asesino Contreras para justificar la masacre son iguales, exacta y trágicamente iguales que las esgrimidas, todavía, por los genocidas argentinos y la pereGilada procesista y progenocida que los apoya.
Contreras es tan asesino cómo cualquiera de los militares argentinos que llevaron adelante la represión ilegal. Pero algo lo diferencia de estos últimos: se hizo cargo. Igual de asesino pero menos cobarde y menos hipócrita.

lunes, 9 de marzo de 2009

Lanusse:"... si han tirado más de ocho mil cuerpos al río, cómo reconocer cada uno" (Parte I)


"El jefe de la unidad de Tigre le dijo entonces a SUAREZ MASON que él tenía razón en recriminarle, pero él se olvidaba que si han tirado más de ocho mil cuerpos al río, cómo reconocer cada uno".


No, no lo dijo Hebe, ni Carlotto, ni un militante de HIJOS, ni Nora Cortiñas, ni Victoria Donda, ni Juan Cabandié, ni Kunkel, ni Bonasso. Lo dijo un militar, un presidente de facto, un represor. Ocho mil cuerpos al río, sólo en Tigre. Y la cuenta se hace tan grande cómo trágica cuando nos preguntamos ¿y cuantos en el Río de la Plata? ¿cuantos en fosas comunes? ¿cuantos sepultados NN ? ¿cuantos al mar?¿cuantos incinerados?. Nadie nunca salió a desmentir las palabras de Lanusse, dicha bajo juramento. Estoy seguro que a los negacionistas les duele la denuncia de la "propia tropa".


El 13 de mayo de 1985, el general Alejandro Agustín Lanusse se presentó a prestar declaración ante el tribunal que juzgaba a las juntas militares. Este militar había sido presidente de facto, había dicho que Perón no volvía porque "no le daba el cuero", había...muchas otras cosas. Pero ese tenía que dar testimonio contra sus camaradas de armas. Tenía que hablar de su prima hermana, Helena Holmberg y del que fuera funcionario de su gobierno, Edgardo Sajón. Ambos desaparecidos pero con historias muy diferentes. Sajón había sido ligado a las finanzas de Montoneros (esa fue la excusa), la segunda, su prima hermana, era "propia tropa", funcionaria de una dictadura que había desidido "prescindir de sus servicios". Todavía con algunos resabios de honor, moral y legalidad, el ex presidente de facto relató las gestiones que realizó ante sus camaradas de armas, algunos compañeros de promoción, otros, en su momento, sus subordinados. He aquí la primera parte de esta imperdible declaración:


Lanusse, Alejandro Agustín (ex presidente de facto de la Nación) -


Juicio a las Juntas, 13-05-1985

Dr. López: Se llama al estrado al Sr. Alejandro Agustín LANUSSE.



Dr. Gil Lavedra: ¿Existe algún motivo o circunstancia que afecte la imparcialidad de su testimonio y le impida decir la verdad?



Lanusse: La última parte de la pregunta me hace pensar de que alguno puede dudar de que yo voy a decir la verdad y hace dos minutos he prestado juramento.



Dr. Gil Lavedra: ¿Conoció Ud. a Edgardo SAJON?


Lanusse: Sí, lo conocí.


Dr. Gil Lavedra: ¿Sabe Ud. si ha sido privado de su libertad?



Lanusse: Sí señor.



Dr. Gil Lavedra: ¿Ha hecho Ud. gestiones tendientes a establecer su paradero?


Lanusse: Como es de dominio público, así es doctor.



Dr. Gil Lavedra: ¿Podría relatar al tribunal general, cuáles han sido esas gestiones circunstanciales y cuál ha sido el resultado?



Lanusse: Podría, pero no quiero exponerme al rigor de mi memoria, me ratifico de todo lo que he dicho en anteriores oportunidades plenamente y creo que lo puedo decir con formalidad y responsabilidad porque lo he dicho ante organismos ofíciales, ya sea tribunales ordinarios de justicia, como ante autoridades nacionales; estoy sí dispuesto a contestar todas las preguntas que se me quieran hacer en aras de mi propósito de ponerme a disposición de la justicia y facilitar su tarea.



Dr. Gil Lavedra: Dígame dónde ha prestado Ud. declaración en relación con este caso con anterioridad.



Lanusse: He prestado declaración; primero manifestaciones públicas, después de tener conversaciones formales y responsables con quienes entonces eran autoridades del Ejército y de la Nación, en el año '77, horas después de la desaparición de Edgardo SAJON, con posterioridad he prestado declaración ante el juez OLIVIERI, también he prestado declaración ante otros dos jueces con motivo de las querellas que me presentaran el Gral. CAMPS y el Crio. Gral. ETCHECOLATZ, también en diciembre del '77 fui sancionado por el comandante en jefe; en agosto del '76 ya fui sancionado por el comandante en jefe, aunque no tiene relación con el caso, sí tiene relación con mi permanente repudio a los procedimientos entonces llamados por izquierda, fue con motivo de una extraña y absurda manifestación pública del Gral. Adel VILAS en Bahía Blanca, que cuestionaba el honor, la integridad moral de un ex colaborador mío, el Dr. MALEC, eso me implicó una sanción de parte del Presidente y comandante en jefe del Ejército; posteriormente en diciembre del '77, recibí otra sanción del comandante en jefe del Ejército, previa una intervención de un Tribunal Superior de Honor que no me sancionó ese Tribunal de Honor, pero sí me sancionó el comandante en jefe del Ejército; posteriormente en agosto del '84 y en noviembre del '84, he vuelto a recibir sanciones después de prestar amplia y total declaración delante de Tribunales de Honor del Ejército.



Dr. Gil Lavedra: Gral. ¿podría aclarar al Tribunal qué es lo que Ud. entiende con la expresión que Ud. ha utilizado de "procedimientos por izquierda"?



Lanusse: Los así llamados procedimientos por izquierda no es una expresión que yo haya inventado, a mí me resulta Dr. muy reconfortante, muy positivo ver que hoy hay tantas personalidades entre las cuales los incluyo a Uds., están preocupados por los procedimientos habidos en el país años atrás, pero también es cierto que hoy están preocupados, que hoy es común y hasta diría si Ud. me permite una expresión muy ortodoxa que está de moda, manifestarse fastidiado, enervado por los abusos cometidos, pero quién ignora los abusos cometidos, me pregunto si hay alguien que pueda ignorar la acepción de la palabra o el término ése utilizado por "procedimientos por izquierda"... Pero no obstante eso, le voy a contestar, Dr., así se dio en llamar como todos sabemos, creo que a nadie de los presentes puede excluir de ese conocimiento, a los procedimientos que estaban al margen de la ley y de las disposiciones legales vigentes. Procedimientos en la clandestinidad.



Dr. GIL Lavedra: General, ¿podría usted con lo que su memoria le permita, manifestar al Tribunal con quiénes mantuvo aunque sea escuetamente entrevistas en relación con el caso SAJON y cuál fue el contenido de estas entrevistas?



Lanusse: Podría hacerlo muy largo, no sé a qué parte de las personas o a qué sector de las personas con quien yo he hablado a ustedes les interesa, si se refieren a las autoridades o a todas las personas que hablaron conmigo con motivo de este tema.



Dr. GIL Lavedra: Especialmente las autoridades.



Lanusse: El presidente entonces de la República, el general VIDELA, con el comandante en jefe de la Armada, almirante MASSERA, con el gobernador de la provincia de Bs. As. Gral. SAINT JEAN, con el general VIOLA.



Dr. GIL Lavedra: ¿Podría explicar al Tribunal cuál fue el contenido de estas entrevistas?Lanusse: Era un vehemente y permanente requerimiento de que me dieran información sobre qué había pasado con Edgardo SAJON, el primer contacto lo tuve el mismo día, primero de abril del año '77, que me permitiría hablar por teléfono a la casa de Gobierno con el general VIDELA, le manifesté lo que ya era de conocimiento y el temor que tenía, que ya fuera una realidad la desaparición así entre comillas, de Edgardo SAJON, me ofrecí a acompañar a la Sra. de SAJON al Comando del primer cuerpo de Ejército porque tenía conocimiento de que todas las actividades que se realizaban, tanto policiales como por efectivos militares, eran todas subordinadas al comandante del primer cuerpo de Ejército, en esa oportunidad, el general VIDELA. Rápidamente, cosa no característica en él, me contestó que por favor no fuera yo al primer cuerpo de Ejército, que dejara el tema en sus manos, dos días después, al recibirme en su residencia de Campo de Mayo, me explicó el porqué de eso, porque él pensó que la desaparición de SAJON pudiese tener relaciones con un procedimiento clandestino, de esos que se llamaban por izquierda, Dr., que se estaba realizando nada más en 30 días, en el ámbito de la provincia de Bs. As. bajo la responsabilidad del Gral. SUAREZ MASON, del gobernador de la Pcia. Gral. SAINT JEAN y del jefe de la Policía Gral. CAMPS, ese procedimiento estaba vinculado con las investigaciones que se hacían sobre el llamado Grupo GRAIVER, como no me resultaba del todo claro por qué se me... parecía a VIDELA conveniente que yo no fuese, él me dio a entender que era preferible que yo no me metiera en un procedimiento de esas características. Tuve ratificación de ese procedimiento clandestino, al conversar el día lunes 4 de abril con el almirante MASSERA, a su pedido MASSERA me dijo que ese procedimiento se había hecho con conocimiento y autorización de la Junta, a pesar de que él no estaba muy convencido de su resultado, de los resultados que daría como positivos o negativos.



Dr. Gil Lavedra: ¿A qué procedimiento concreto se refiere?



Lanusse: Lo que ya acabo de decir hace dos minutos, al procedimiento clandestino que se hiciera en el ámbito de la Pcia. de Bs. As. en relación con el grupo GRAIVER.



Dr. Gil Lavedra: General, ¿mantuvo usted alguna entrevista con el jefe del Estado Mayor del Ejército?



Lanusse: Sí señor, primero el día 4, él me llamó por teléfono; lunes 4 a la mañana, y el día 26 de abril, el día 25 me llamó de nuevo por teléfono a mi casa para invitarme a tomar un café con él, al día siguiente en su despacho conversé con él, conversé como lo he hecho siempre con ellos, sin ninguna limitación, creía que mi jerarquía en el Ejército me permitía proceder así con ellos, más en el caso del Gral. VIOLA, que entones tenía menor jerarquía que la mía.



Dr. Gil Lavedra: ¿Qué le manifestó el Gral. VIOLA en esa oportunidad?



Lanusse: Le pedí al Gral. VIOLA, antes de que yo entrase, no sé si emplear la palabra formular cargos, pero sí transmitirle las impresiones, que casi podría decir convicciones que tenía, de la culpabilidad en este procedimiento de los Grales. SUAREZ MASON, SAINT JEAN y coronel CAMPS, le pedí que los llamara porque deseaba seguir hablando en presencia de ellos, prefirió no hacerlo.



Dr. Gil Lavedra: ¿Tuvo usted alguna entrevista con el Gral. VIDELA, posteriormente de la ya relatada?



Lanusse: Con el Gral. VIDELA tuve entrevistas en reiteradas oportunidades con motivo de los procedimientos, digamos judiciales o Tribunales de Honor, a que fui sometido. Tuve con anterioridad y vuelvo a decir que no con estrecha relación del caso SAJON, entrevista con el Gral. VIDELA. Después de cumplir el arresto que me impusiera en agosto del '76 allí le hice saber mi criterio respecto de los procedimientos que se realizaron en el Ejército, con oficiales encapuchados y todos o muchos de ellos al margen de la ley.



Dr. Gil Lavedra: ¿Y qué le contestó?



Lanusse: Que las órdenes estaban escritas, y concretas y no incluidas en esas cosas, yo le digo, usted a mí no me puede decir que ignora lo que sucede.



Dr. Gil Lavedra: Ud. envió un telegrama público.



Lanusse: Sí señor.



Dr. Gil Lavedra: ¿El 7 de abril del año '77?



Lanusse: Sí señor, ante el cúmulo de noticias ligeras; algunas no creo que fueran espontáneas de los propios periodistas, así en términos generales, sino de algunos centros que generaban ese tipo de versiones intencionadas, particularmente en el ámbito de la provincia de Buenos Aires, en una agencia de noticias que creo se llamaba Prensa Argentina, que en un momento dirigió un señor Nores BORDEROY, y que después quedó a cargo otro llamado ACUÑA, y que particularmente recogía con mucha amplitud, prolijidad y oportunidad al diario Nueva Provincia. Con motivo de eso mandé un telegrama, y de las versiones referidas a mis intensas actividades de esos días para descubrir dónde estaba SAJON, cómo había desaparecido y en manos de quién había sido; entonces me pareció conveniente dirigir por telegrama público a personas de mi vinculación que estaban en el interior del país --dos de ellas son ofíciales del Ejército y las otras dos parientes míos, un hijo y ya no recuerdo la cuarta---. El hecho que ese texto lo recibió un sobrino mío, el hoy capitán Lanusse, por cuestiones a lo mejor de falta de experiencia de él o por otra razón, llegó a ser transcripto en un periódico. Esto también significó una sanción para el capitán LANUSSE. El texto de ese telegrama es que no aceptaba que alguien pudiera poner en duda la integridad moral de Edgardo SAJON, y mucho menos que lo hiciera con el cobarde procedimiento de no dar la cara con abusos de fuerza y con los llamados procedimientos por izquierda; esto, palabras más o menos, pero tengo en mi poder, no aquí el texto del telegrama, con los recibos del correo correspondiente.



Dr. Gil Lavedra: ¿Supo Gral., si Horacio RODRIGUEZ LARRETA fue privado de su libertad?



Lanusse: Lo supe y lo manifesté a las autoridades, así como de otras personas entre las cuales incluyo al doctor Miguel ANCHORENA, de quien conocía a su señora desde que era una niña; hablé por teléfono el día 3 de abril y me dijo que sí, que su marido había sido secuestrado; me dijo cómo habían sido los detalles de los últimos momentos en que lo vio, y con sorpresa dos o tres días después vi o leí que el doctor Miguel ANCHORENA negaba que hubiera sido secuestrado; muchas personas que les ocurrieron hechos semejantes negaron después haber sido secuestradas, cuando sí lo estuvieron y en ambientes militares.



Dr. GIL Lavedra: ¿Usted conocía el motivo por el cual fueron privados de su libertad?



Lanusse: Entiendo que lo fueron todos por la misma causa, Dr.. Todos porque se los suponía, y así es lo que dicen los diarios de entonces, porque se los suponía con vinculación del llamado grupo GRAIVER. Dr. me voy a permitir, si usted me acepta, recordarle a todos los presentes que es la segunda vez que yo vengo a esta sala, la primera vez vine como procesado, hoy vengo como testigo, creo que si le llaman en términos técnicos, vine procesado por la causa ALUAR, pero tengo sobrados motivos para que ese episodio judicial, y que yo viví como procesado, no está desvinculado con la causa que hoy motiva la investigación de ustedes, Ni tampoco estuvieron desvinculados mi detención y mi procesamiento con lo que se hizo con SAJON entonces.



Dr. Gil Lavedra: ¿Tiene usted alguna circunstancia que permita vincular ambos episodios?



Lanusse: No sólo la tengo yo; hay constancias de los anormales procedimientos, del entonces juez MARQUARDT para disponer mi prisión y hay constancias en la sentencia que dicta la Cámara al determinar nuestra excarcelación. (... ) Ya con anterioridad a la desaparición de SAJON hacían saber que las investigaciones relacionadas con este señor GRAIVER, tenían un deliberado motivo político, el objetivo se llamaba Alejandro LANUSSE. Los que fueron entonces detenidos por el caso GRAIVER, incluyendo a periodistas, todos fueron juzgados y todos fueron declarados inocentes de los cargos que se les formulaban, hasta creo que hubo una resolución de la Corte Suprema de Justicia que así lo dispuso, pero a Edgardo SAJON no se le dio oportunidad de ser juzgado ni de defenderse contra las acusaciones, se optó por eliminarlo, por hacerlo desaparecer.



Dr. Gil Lavedra: ¿A las autoridades que usted entrevistó les hizo presente su conocimiento de que la desaparición de SAJON podría estar vinculada con el caso GRAIVER?



Lanusse: A todos sin excepción, pero además me lo dijo primero a mí el general Jorge Rafael VIDELA.Dr. Gil Lavedra: ¿Conocía usted a Elena Angélica HOLMBERG?



Lanusse: Elena HOLMBERG es prima hermana mía; podría contestar que la conocí desde que nació; su madre era hermana de mi padre.



Dr. Gil Lavedra: ¿Conoce Ud. si fue privada de su libertad?Lanusse: Como todos los argentinos que hemos tratado de ser responsables de lo que iba aconteciendo en el país, más allá de las capacidades que tenían para incidir en la suerte de los acontecimientos.



Dr. Gil Lavedra: ¿Conoce Ud. las circunstancias en que ello ocurrió?



Lanusse: Le debo recordar algo que a lo mejor no llegó al conocimiento de todos; ella desapareció, si mal no recuerdo, el 20 de diciembre del año '78; ahora yo he venido por el caso SAJON y usted me lleva al caso HOLMBERG; igual estoy a disposición de la justicia.



Dr. Gil Lavedra: Usted ha sido citado como testigo.



Lanusse: Aproximadamente creo que fue el 11 de enero; a mí me llegaron versiones que había aparecido el cadáver de Elena HOLMBERG; tomé contacto con el jefe de Policía, general OJEDA, que me confirmó que era cierto; tomé contacto con los familiares... Terminé encontrándome en el cementerio de Benavídez, permítame la expresión no muy formal... con mi amigo el juez MARQUARDT, y con mi primo hermano, el teniente coronel retirado Enrique HOLMBERG. Fui acompañado con dos hijos de Enrique HOLMBERG y con la custodia policial que ya tenía, y una patrulla o un móvil de la policía de la Pcia. de Bs. As., que nos alumbraba con los faros del automóvil. Desenterramos los restos de una persona; de entrada el doctor Enrique HOLMBERG, hermano de la desaparecida, me manifestó que le parecía extraño que pudieran ser los de su hermana por el tamaño de los huesos; esa noche, del cementerio de Benavídez nos fuimos al hospital de Tigre, aunque las primeras revisaciones las hicieron en la morgue de Buenos Aires. Finalmente se llegó a la conclusión que esos restos no eran de Elena HOLMBERG, allí, el hermano, Enrique HOLMBERG, me dijo que había arreglado con SUAREZ MASON, que habían sido amigos y compañeros durante el exilio, para que lo acompañara a la mañana siguiente a la Unidad Regional de Tigre; lamenté que ya se hubiera comprometido a hacer eso, pero le dije que fuera. Después me comentó su experiencia; cuando llegan a la Unidad de Tigre, donde SUAREZ MASON empieza a recriminarle al comisario de ahí, con la torpeza en que habían incurrido porque los restos de Elena se encontraban en un río de Tigre, esto lo dijo apenas 48 horas después que había desaparecido y nadie sabía nada.



Dr. Gil Lavedra: Pudo...


Lanusse: Después aparece un cuerpo en el río, con un anillo de sello de oro que tenía las iniciales E.H... y a la pobre gente de la policía no se les ocurrió que podían tener algo que ver. Entonces SUAREZ MASON le recrimina esa torpeza a la policía; el jefe de la unidad le respondió a SUAREZ MASON que había una contradicción en el sumario...



Dr. Gil Lavedra: Hubo...



Lanusse: El jefe de la unidad de Tigre le dijo entonces a SUAREZ MASON que él tenía razón en recriminarle, pero él se olvidaba que si han tirado más de ocho mil cuerpos al río, cómo reconocer cada uno.

viernes, 6 de marzo de 2009

No hay nada mas parecido a un fascista...



"Cada vez que se alude a este escarmiento la Humanidad retrocede en cuatro patas."

María Elena Walsh


La hubo para nuestros indios en el sur y en el norte, la hubo para los obreros, la hubo para los homosexuales, la hubo para los "subversivos", la hubo para los manifestantes de diciembre de 2001, para Kosteki y Santillán, para Fuentealba, para Cabezas, la hay para los pibes de los barrios del conurbano bonaerense... En nuestra historia pringosa de sangre, siempre el Estado "administró" la pena de muerte. Algunas veces con la firma estampada en el papel, otras clandestinamente. Y lo que es peor, aún cuando se tuvo la posibilidad de aplicarla en forma "legal" (aunque no legítima) se optó por la clandestinidad. No se podía fusilar "legalmente" porque "el Papa se iba a quejar" vomitó un general. "Habría que haber fusilado en la cancha de River y con coca cola gratis", vomitó un contraalmirante. Habría que haberlo hecho, pero no se hizo, y no se hizo por los motivos que magistralmente nos señalara nuestro siempre querido y presente, Julio Cortazar: "Si de algo siento vergüenza frente a este fratricidio que se cumple en el más profundo secreto para poder negarlo después cínicamente, es que sus responsables y ejecutores son argentinos o uruguayos o chilenos, son los mismos que antes y después de cumplir su sucio trabajo salen a la superficie y se sientan en los mismos cafés, en los mismos cines donde se reúnen aquellos que hoy o mañana pueden ser sus víctimas".

Canallas, cobardes, cagones. Todos ellos lo son. Ninguno se plantó frente a un tribunal y dijo: "yo lo hice....", por lo que fuera, pero yo lo hice.

Aún con el intrumento legal a su disposición la dictadura nunca aplicó la pena de muerte, legalmente:




Ley N° 21.264:
"El que atentare en cualquier forma contra los medios de transporte, de comunicación usinas, instalaciones de gas o agua corriente, u otros servicios públicos, será reprimido con reclusión por tiempo determinado o muerte"."El que envenenare, o contaminare o adulterare, con peligro para la población, agua o sustancias alimenticias o medicinales, será reprimido creclusión por tiempo determinado o muerte"."El que mediante incendio, explosión u otro medio análogo, creare un peligro común para personas y bienes, será reprimido con reclusión por tiempo determinado o muerte". (Arts. 2, 3 y 4 respectivamente)

Ley 21.272:
"El que cometiere cualquier violencia contra personal militar, de las fuerzas de seguridad o de las fuerzas policiales y penitenciarias nacionales y provinciales, que se hallaren o no en el ejercicio de sus funciones, será reprimido con reclusión hasta quince años. Si de resultas de ello se causare lesiones graves, gravísimas o la muerte a dicho personal, la pena a imponer será de reclusión por tiempo indeterminado o muerte"."El que atentare con armas contra un buque, aeronave, cuartel o establecimiento militar, o de las fuerzas de seguridad, fuerzas policiales o penitenciarias nacionales o provinciales, o sus vehículos o sus puestos de guardia, será reprimido con reclusión hasta quince años. Si de resultas de ello se causare lesiones graves, gravísimas o la muerte a alguna persona, la pena a imponer será de reclusión por tiempo indefinido o muerte". (Arts. 1 y 2 respectivamente).


Ley 21.338:
Reformas al Código Penal del 25 de junio de 1976. "Modifícase el Código Penal de la Nación (ley 11.179) en la forma establecida a continuación: sustitúyese el Art. 5 por el siguiente:"5. Las penas que este Código establece son las siguientes: Muerte, reclusión, prisión, multa e inhabilitación"."5 bis. La pena de muerte será cumplida por fusilamiento y se ejecutará en el lugar y por las fuerzas que el Poder Ejecutivo designe, dentro de las cuarenta y ocho horas de encontrarse firme la sentencia, salvo aplazamiento que éste podrá disponer, por un plazo que no exceda de diez (10) días". (Art. 1)El Artículo 80 bis indica a quienes se les impondrá la pena de muerte.


Ley 21.634:
"sustitúyese el Art. 225ter. del Código Penal, sancionado por ley 21.338 por el siguiente:"Art. 225ter. El que atentare con armas contra un buque, aeronave, cuartel o establecimiento militar, o de las fuerzas de seguridad, policiales o penitenciarias, o sus vehículos, o sus puestos de guardia, o su personal, será reprimido con cinco a quince años de reclusión o prisión.Si resultare la muerte o lesiones gravísimas pra alguna persona, será reprimido con pena de muerte o reclusión perpetua".El Código de Justicia Militar en sus Artículos 476 y 529 establece la forma de aplicación de la pena de muerte.Igualmente establece en su Artículo 528 que los delitos militares serán reprimidos con penas aplicadas por sentencia de Consejo de Guerra, entre las cuales se incluye la muerte.


La Ley 21.461, crea los Consejos de Guerra Especiales Estables, que determina el Artículo 483 del Código de Justicia Militar señalando que quedarán sometidos al juzgamiento de estos tribunales militares las personas que incurrieron en una serie de hechos o situaciones calificadas como delictivas enumeradas en esta Ley, entre ellas, las referentes a delitos sancionados con la pena de muerte. El Decreto N° 2963 promulgado en 1976, estableció en el Art. 1°, la entrada en vigencia de esta Ley a partir de las cero horas del día 29 de noviembre de 1976.


Ley 21.463 del 23 de noviembre de 1976. Esta ley a partir de la vigencia de la Ley 21.461 mencionada anteriormente deroga las Leyes 21.264, 21.268 y 21.272. Los casos en trámite por la aplicación de las leyes derogadas continuarán atendiéndose en los Consejos de Guerra que en ellos hubieran o debieran haber intervenido, y conforme a dichas normas legales, hasta su terminación.